Espiritu de Poder (pensamientos cortos para meditar)

Espiritu de Poder (pensamientos cortos para meditar)

pensamientos cortos

Tuve la oportunidad de escribir un artículo con pensamientos cortos para una revista muy importante en el área donde vivo y me encantaría compartir con mis lectores en este espacio ya que hablo sobre ese espíritu maravilloso que Dios nos ha dado y muchas veces la confusión que permitimos llegar a nosotros, nos deja sin ese poder y don que está listo para ser utilizado.

Aquí el artículo, esperando que  llegue a crear pensamientos cortos correctos que impacten tu vida.

Espíritu de Poder…

El temor genera un sentir de inseguridad para hacer, decir o tener pensamientos cortos de algo que dentro de nuestro corazón está latente para iniciar, y ese sentir podría convertirse en un gran enemigo para el desarrollo del propósito de Dios en nosotros.

El poder tomar decisiones no es cosa de solo pensamientos cortos y creer que todo saldrá bien porque definitivamente eso no funciona, ni funcionará. A partir de la fuerte publicidad que le hicieron a la famosa ley de la atracción, muchos llegaron a pensar que ellos y solamente ellos podrían hacer cambios radicales en su vida; de manera que podían jugar el papel de dioses, ya que según ellos, solo dependía de los pensamientos cortos para lograr que las cosas sucedieran. Hasta hoy, no han podido realmente comprobar que esto funcione y lo único que han logrado es desviarse y desviar a otros del verdadero camino.

Muchos han caído en creer ese tipo de ideas o pensamientos cortos opuestos a Dios, por la fuerte necesidad que existe en el mundo de llenar ese vacío tan grande que solamente puede ser llenado por la grandeza de Dios.

Mucho de estos pensamientos cortos, es fomentado por el temor de no poder lograr los anhelos que pudieron haber surgido de querer llegar a las metas o cumplir propósitos como hijos de Dios según el papel que desarrollamos como individuos, como padres, como hijos, como empleados, como ministerio, etc.

El temor paraliza y a la vez los pensamientos cortos, bloquean y es un arma que muchas veces utiliza el enemigo para hacernos creer que no somos lo suficientemente fuertes, poderosos o capaces para lograr los objetivos que nos hemos propuesto.

Ahora, ¿Cómo lograr sentir la fuerza y el poder para avanzar, enfrentado el temor sin ir en contra de la voluntad de Dios?

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”

(2ª. Timoteo 1:7)

El espíritu de cobardía nace de la ignorancia o falta de conocimiento de lo que ahora somos .

El poder que Dios nos da, es el de “puedo”, no del dominar a otros. Este poder sano, nos lleva a sentir la certeza, la seguridad y la fuerza que tanto nos hace falta para tomar acción. Este poder, unido al amor que cubre multitud de faltas, nos impulsa en amor. El dominio propio es tomar control del temperamento que tenemos, ya sea por genes o por decisión. Y este temperamento fuera de control puede ser el obstáculo principal para llegar a nuestra meta, ya que el carácter está compuesto por las características con que nos definimos, por ejemplo: depresivo o entusiasta, temeroso o valeroso, enojón o alegre, optimista o pesimista, etc. En muchas ocasiones el dejar de tomar acción está basado en sentimientos y pensamientos cortos desequilibrados y temores, entonces es cuando debemos entender que el dominio propio es canalizar esas emociones a la acción y al desarrollo de actividades correctas.

Cada vez que sienta que el temor le paraliza, ponga pensamientos cortos y recuerde que ahora tiene un espíritu de poder, de amor y de dominio propio.

Observa y date cuenta de lo que están creando en ti los pensamientos cortos.

Si te gusto comparte...

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*